En el gimnasio con mi mujer

Escrito por Yo Misma Publicado el día 3 de Septiembre de 2010

Hola amigos, les voy a contar una historia muy especial…. hacen aproximadamente seis meses que mi esposa Silvia decidió comenzar a realizar ejercicios en un gimnasio cercano a nuestra casa, en realidad no es que mi esposa este fuera de forma…. pero ella que tiene 35 años muy bien cuidados, considero necesario iniciar esta rutina con la intención de mantener su hermosa figura, ella mide un metro sesenta centímetros, pesa 52 kilos y tiene un cuerpo espectacular con unas tetas muy paradas y grandes, todo lo cual se asocia a un culo muy duro y redondeado….. como pueden ver tengo una esposa que merece ser cuidada y sobre todo penetrada, lo único malo es que es un poco recatada al momento de tener sexo.

Bueno esta historia se inicia hace dos meses cuando Silvia me pide que la acompañe a realizar ejercicios al gimnasio ya que me encuentra un poco fuera de forma y por no contrariarla decidí acompañarla, claro que por motivos de nuestro trabajo el horario de entrenamiento tendría que ser muy tarde por la noche … después de las diez, pero ella me comento que el profesor del gimnasio era su amigo y que había accedido sin problemas.

Al llegar al gimnasio Silvia me presento al profesor, que resulto ser un campeón de físico culturismo que tenia un físico envidiable y al cual Silvia saludo efusivamente. Por el horario en que estábamos en el gimnasio prácticamente no habían mas alumnos y comenzamos con nuestros ejercicios, al principio me limite a realizar ejercicios de poca intensidad y a mirar como Silvia realizaba su rutina que era bastante mas exigente que la mía por lo cual requería del apoyo permanente del profesor que se llamaba Sergio, el en cada oportunidad que tenia no perdía la ocasión de mirarle el culo y las tetas a mi esposa lo cual cada vez me fue excitando mas y llego el momento en que presente una gran erección que me costaba mucho disimular…. no se trata que sea presumido pero tengo una verga bastante grande de hecho cuando tenemos sexo con Silvia ella se queja de dolor y me pide que no se la meta completa para poder disfrutar sin lastimarla.

Conforme fue transcurriendo la clase la confianza con Sergio fue aumentando a tal punto que le pregunte que opinaba del culo de Silvia…. claro que en un contexto de si mejoraría aun mas con el ejercicio que estaba realizando… el se sorprendió un poco y me dijo que realmente Silvia tenia un culo muy grande y que se veía tonificado y si seguía con el ejercicio mejoraría aun mas…. que envidia me da fue lo que me dijo yo quisiera tener una mujer así a mi lado para tener sexo… en ese momento Silvia escucho que hablábamos de ella y pregunto que decíamos, yo me anticipe en responder, Sergio dice que tienes un muy buen cuerpo y que si continuas con el ejercicio será aun mejor. Silvia se ruborizo un poco pero agradeció a Sergio y le dijo que dependía única y exclusivamente que el profesor continuara entrenando así de duro con ella a lo cual Sergio accedió. En ese momento me percate que Silvia estaba totalmente sudada y que su malla deportiva se transparentaba marcando sus pezones los cuales se veían muy parados y duros, yo continuaba con mis ejercicios y de rato en rato observaba a Silvia como conversaba con Sergio y ambos reían de muy buena gana.

Llego la hora de retirarnos y Sergio se despidió de nosotros recomendándonos algunos suplementos para mejorar nuestro rendimiento y me dijo que no me extrañara si me aumentaba el deseo sexual ya que el ejercicio era estimulante y con una esposa como Silvia era evidente que esto ocurriera, Silvia le dijo que ojala fuera así ya que en el ultimo tiempo estaba un poco decaído…. claro que esto lo dijo en tono de broma.

Una vez llegamos a casa Silvia me pregunto que tal me parecía Sergio, la pregunta me sorprendió un poco y le dije en que sentido… ella rió y me dijo que como profesor obviamente, yo le comente que parecía un buen profesor pero que me inquietaba un poco como le miraba el culo y las tetas, Silvia me dijo que era obvio que la mirara ya que tenia que ver sus progresos y por ultimo que era normal pues era hombre y que ella no se molestaba…. claro que si yo quería le podíamos decir para evitar malos entendidos, obviamente yo le dije que solo era una broma y que igual me gustaba que la mirase ya que eso me excitaba mucho, Silvia en ese momento me miro un poco sorprendida y me dijo que como era posible que me excitara el que otro hombre la mirara y yo le respondí que en realidad era debido a una fantasía que siempre he tenido de verla con otro hombre. En ese momento Silvia se quedo muy extrañada y un poco nerviosa, pero no dijo nada mas y se fue a la ducha.

Mientras Silvia se duchaba me quede pensando en la forma como Sergio miraba el culo y las tetas de Silvia y nuevamente me excite así que comencé a masturbarme mirando un canal porno en la televisión, fue en ese momento que Silvia salió de la ducha y me vio masturbándome y en vez de recriminarme se acercó a mi y comenzó a chuparme la verga como en muy pocas oportunidades lo hace….yo aproveche para quitarle la bata que traía puesta y le metí en su rajita un dedo que pronto fueron dos y en cosa de minutos estaba totalmente mojada y gemía de excitación, le chupaba las tetas y ella se retorcía de placer… su cuerpo estaba húmedo aun por la ducha y me pedía a gritos que la penetrara… que le diera duro… que quería sentir toda mi verga dentro de una sola vez, yo estaba muy excitado y comencé a penetrarla cada vez mas rápido, ella se retorcía de placer y me pedía que le diera mas.. mas rápido hasta que tuvo su primer orgasmo sus abdominales se contraían y sus pezones estaban duros como en el gimnasio y sus jugos corrían por entre sus piernas mientras yo seguía dándole hasta que acabamos juntos.

Después de esta sesión de sexo brutal nos besamos y me fui a la ducha ella se quedo en la cama totalmente desnuda y continuo viendo la televisión….al salir de la ducha observe que Silvia se estaba masturbando, algo que nunca antes había visto en ella, gemía y estaba con los ojos cerrados así que me acerque despacio y comencé a acariciarle y besarle sus pezones ella continuo con los ojos cerrados y me pidió que le besara su rajita, lo hice de inmediato… estaba totalmente mojada no tardo en volver a acabar y obviamente yo tenia nuevamente una erección descomunal así que nuevamente la penetre esta vez por detrás y aproveche de meterle un dedo en el culo a lo cual no se resistió como generalmente lo hace, sino que mas bien se excito aun mas y continuo moviéndose como poseída…. en ese momento los gemidos eran de ambos y nuevamente estábamos sudados como si estuviéramos en el gimnasio, así que me acerque a su oído y le dije…. te excita que Sergio diga que estas muy buena y que tienes buen culo….. a lo cual Silvia respondió que si… que era muy excitante para ella saber que Sergio la mirara con ojos que no fueran de profesor… yo le dije que a mi también me excitaba imaginar que Sergio la penetrara y que le chupara las tetas… en ese momento sentí como su vagina se contraía y Silvia soltó un grito de placer intenso y junto a ella yo acabe.

Al día siguiente nos fuimos al trabajo como siempre y durante todo el día no pude dejar de pensar en lo que había ocurrido la noche anterior, lo excitada que estaba Silvia y las palabras de Sergio con respecto a mi esposa…. me gustaría tener una mujer como Silvia para tener sexo….. y que para Silvia era excitante saber que Sergio la miraba con ojos de deseo… yo de solo pensar en esto estaba excitado y nuevamente tenia una erección que me costaba disimular así que me tuve que ir al baño de la oficina a masturbar.

Al llegar a casa por la tarde me encontré con Silvia vestida con su traje deportivo y esperándome para ir al gimnasio, no pude evitar ver que se había puesto un top muy ajustado con un gran escote que dejaba ver sus hermosas tetas y me beso muy apasionadamente diciéndome que la noche anterior estuve espectacular y que el sexo había sido como hacia muchos meses no lo era, que estaba esperando la nueva clase con Sergio para que esa noche nuevamente fuera una noche de sueño.

Mientras me cambiaba la tenida deportiva en mi mente apareció la idea de ver a Silvia teniendo sexo con Sergio en el gimnasio, pero no me atrevía a plantear la idea a Silvia pensando en que se podía molestar…. pero en el trayecto al gimnasio me anime y le dije mi amor tengo una fantasía sexual y se que tu también debes querer hacerlo…. Silvia estaba muy callada y note que su respiración se aceleraba mientras yo le decía que me gustaría verla teniendo sexo con Sergio y que ahora era la oportunidad para que lo intentáramos, total solo seria sexo y yo estaba de acuerdo por lo tanto no le reclamaría nada y Sergio era un tipo muy apuesto y que yo estaba seguro que a ella le gustaba. Para sorpresa mía Silvia me respondió que si… que durante todo el día había estado muy excitada esperando el momento de ir al gimnasio, ya que se excito de saber que Sergio la miraba con ojos de deseo, entonces le dije que bueno, que si quería tener sexo con el…..Silvia me dijo que todo dependía de que yo no me molestara ya que ella me amaba y que por tener sexo con otro hombre no quisiera perderme, yo le respondí que no, que yo también lo deseaba y que me encargaría de preparar todo con Sergio para que las cosas se dieran sin que ella tuviera necesidad de hablar, a lo cual Silvia me respondió con un beso apasionado y note como sus pezones se ponían duros por debajo del top.

Al llegar al gimnasio Sergio nos saludo y note en Silvia un mayor acercamiento hacia el que en la clase anterior…. conforme hacíamos ejercicio fui conversando con Sergio si el había tenido sexo con alguna alumna del gimnasio a lo cual me respondió que si pero que le había traído algunos problemas con el marido de su alumna por lo cual prefería evitar salir con alumnas, le mencione que comprendía su recelo pero que entendía que era muy difícil seguramente evitar la tentación de tener sexo con mujeres de tan buen cuerpo a lo cual el respondió que si es muy difícil y uno prácticamente anda todo el día excitado.

Continuamos haciendo ejercicio y al darme cuenta que el gimnasio estaba totalmente vacío y que solamente Silvia, Sergio y Yo éramos los que continuábamos me anime a decirle a Sergio que Silvia tenia una fantasía…. el me pregunto muy extrañado de que se trataba y obviamente le comente que ella desde que inicio el ejercicio en el gimnasio había soñado en tener sexo con el, pero que no se atrevía a planteárselo por temor a su rechazo y a mi enojo. Sergio muy confundido y excitado me dijo si era una broma ya que Silvia siempre había sido muy recatada durante sus clases y que el nunca hubiese pensado que ella hubiera tenido algún tipo de atracción hacia el, pues si la tiene le dije y yo estoy de acuerdo en que tengas sexo con ella, claro que debes usar condón y yo debo participar de lo contrario no pasa nada. Sergio me dijo que estaba de acuerdo, en eso se acerco Silvia sin percatarse que todo ya estaba encaminado y le pide a Sergio que le ayude a realizar sentadillas, Sergio muy excitado se acerca por detrás y comienza a acariciarle las tetas, Silvia me mira asustada y yo le cierro los ojos y le digo que se deje hacer que todo esta bien….Silvia comienza a moverse y contorsionarse como una poseída Sergio le mete las manos por debajo del top, y le besa el cuello mientras yo me quito la ropa y le quito el buzo a Silvia, que para mi sorpresa no llevaba puesta braguitas y estaba totalmente mojada, ella comienza a gemir mientras Sergio como un bellaco le besa las tetas y le muerde los pezones mientras Silvia se retuerce de excitación mientras me pide que por favor la penetre, en eso Sergio se desnuda y Silvia aprovecha de ponerse en cuatro patas y comienza a chupar la verga de Sergio, metiendosela toda en la boca y llegando incluso hasta los huevos, yo aproveche la oportunidad de chuparle el culito y la rajita que estaba totalmente inundada, en ese momento Sergio le masajeaba las tetas y de pronto Silvia comenzó a tener contracciones en su vagina yo lo percibí por que tenia mis dedos metidos en su culo y en su rajita, después de este primer orgasmo Sergio le dijo bueno putita ahora que se que quieres verga te la voy a clavar completita y comenzó a penetrarla sin parar, mientras Sergio la bombeaba Silvia me miraba con ojos de deseo y gemía de placer, yo aprovechaba de besarle las tetas y le susurraba al oído te gusta…. esto querías no??? Eres una putita querías comerte la verga de tu profesor no??? Silvia me decía si… si soy tu putita …. te gusta como me penetra, te gusta verme como se comen a tu mujercita rica??? Yo cada minuto estaba muy excitado y le metí mi verga en la boca, Silvia la chupaba y casi se atragantaba ya que era aun mas grande que la verga de Sergio y con la excitación que tenia de ver a mi esposa penetrada y poseída por otro hombre la tenia aun mas grande. Fue en ese momento cuando Sergio la bombeaba que Silvia nuevamente tuvo un orgasmo el cual fue simultaneo con el de Sergio…..este acabo en la vagina de mi esposa y sin usar condón….. Silvia estaba muy excitada y me miro con temor… y ahora que vamos hacer…. Sergio eyaculo en mi vagina me dijo….. no importa le susurre en su oído lo importante es que lo disfrutes, Silvia se tranquilizo y continuo chupandome la verga que ya estaba por explotar….. en eso cambiamos de posición para que Silvia le chupara nuevamente la verga a Sergio… la misma que ya estaba flácida mientras la mía estaba como un bate de béisbol así que la puse nuevamente en cuatro patas y le puse la cabeza de mi verga en el culo, el mismo que estaba muy apretadito y comencé a bombear… Silvia estaba tan excitada que se dejo hacer y muy pronto nuevamente gemía de placer y me pedía que se la metiera mas duro que no parara…. fue espectacular ver a mi mujer chupandole la verga a otro hombre, con mi verga en su culo y pidiéndome que le diera duro, que no parara… no saben lo excitado que estaba, después de unos minutos en esta posición y justo antes de acabar se la metí en la vagina y comencé a bombearla como nunca antes lo había hecho Silvia gritaba de placer y Sergio nos observaba sentado en una banca del gimnasio, sentía como la vagina de Silvia se contraía alrededor de mi verga y juntos llegamos a un nuevo orgasmo, mi semen se mezclo con el de Sergio y con los jugos de mi esposa Silvia…… fue una noche de gimnasio inolvidable, fue el mejor ejercicio que hemos tenido en nuestra vida, el único problema es que Silvia tuvo que dejar de ir al gimnasio hace tres meses pues esta embarazada…. y no sabemos si el futuro hijo será para el profesor del gimnasio o para mi ….su esposo.

Fuente: todorelatos.com

Quieres follar con chicas de tu ciudad? si la respuesta es si, entra aqui ya !!!


Comentarios recibidos en esta entrada