Follándose a una compañera de trabajo

Escrito por Yo Misma Publicado el día 13 de Septiembre de 2011

Ella miraba su enorme polla  erecta xxx.  Se le empalmó nada más hacer una insinuación de quitarse la ropa. Debía venir ya pensando en mi coño, pensaba la despampanante chica,  seguro que pensaba en mi coño, rosado y jugoso, abierto, siempre hambriento en cualquier postura.

Seguro que mientras subía, se buscaba las llaves en un mero pretexto de buscarse el pito e irse ambientando mientras sube.

Soy una mujer ardiente, y qué? pensaba, mientras se acercaba a hundírsela en la boca.

En estos momentos solo pensaba  en su vagina húmeda, en sus pechos hinchados y en su gran lengua de cerdo, recorriendo mi entrepierna ávidamente, durante minutos.

Eso amor, prepárame bien el conejo, llénamelo bien de saliva, para que tu enorme verga, me penetre como nunca antes lo haya hecho nadie y déjame bien llena de leche, amor.

leer el relato

Mi doctora la urologa

Escrito por Yo Misma Publicado el día 19 de Julio de 2011

Vaya batacazo que se ha dado en su partes nobles, pero no importa la doctora la urologa lo arregla todo aunque se haciendo unas buenas pajas hasta calmar el dolor.  El dolor fue tan grande, que Pedrito se dobló hacia adelante, cayó al suelo y perdió el conocimiento. La patada que le dieron jugando al fútbol fue totalmente involuntaria, pero la bota le dio en las pelotas. Sus compañeros, preocupados, lo sacaron del campo de tierra en que jugaban y lo llevaron al vestuario.

Recobró el sentido y se llevó las manos entre las piernas. El dolor seguía, aunque no tan fuerte. Se irradiaba por toda la zona. Se palpó con cuidado. Todo seguía, gracias a dios, en su sitio. Ignacio, el amigo que le dio la patada se disculpó.

Más tarde, ya en casa, seguía sintiendo un ligero dolor. Se miró en el espejo del baño. Todo parecía normal, pero tenía un pequeño morado en las ingles.

-Joder, ni que Ignacio fuera holandés!- dijo.   ( jeje, un piropillo a los subcampeones del mundo de un campeón del mundo).

Cuando al día siguiente le seguía doliendo la zona, se empezó a preocupar, a tal punto, que se lo contó a su madre.

-¿Te duele mucho, tesoro?

-No, no mucho. Pero el dolorcillo está ahí. ¿Se me habrá reventado un huevo?

-Jajajaja. Que bruto. No creo. Déjame ver.

-¿Queeeeeeeeeeee? Ni loco, mami.

-Soy tu madre.

-Coño, mamá. Que me da vergüenza.

-No seas bobo.

-Que no. Ya se me pasará.

Pero no se le pasó. Cada vez estaba más preocupado. Volvió a hablar con su madre y ella volvió a insistir que le enseñara la zona. El susto pudo más y mirando al techo, se bajó los pantalones y los gayumbos. Su madre miró la zona. Todo parecía normal, pero le preocupó el visible morado.

-Será mejor que vayas al médico.

-Jo, mamá.

Si enseñarle sus partes a su madre le había resultado tan difícil, hacerlo a un desconocido le parecía imposible.

-Ni jo mamá ni leches. Ahora mismo te pido cita y vamos al médico.

leer el relato

Follando en la disco

Escrito por Yo Misma Publicado el día 4 de Julio de 2011

Solo imagina webcam xxx:

una noche tu y yo nos conocimos en tu ciudad….

el sol se esta poniendo y hay una buena temperatura..

nosotros estamos en una discoteca

estamos filtreando mucho..bebiendo algunas cervezas

y estamos de buen humor

yo estoy muy sexy

una falda muy corta

un bonito top

realmente sexy

tu me preguntas si quiero bailar contigo

musica latina….salsa

con nuestros cuerpos realmene cerca

tu hueles realmente bien….

nos empezamos a besar

mis labios son realmente calientes ……y mientras nos besamos -tu presionas mis caderas contra las tuyas…..

leer el relato
12345...